De interés

   Consultenos: 615 487 554   
Presupuestos

desempanar cristales

Desmontando el mito del aire frío

En algunas ocasiones durante todo el año, pero sobre todo en invierno, se produce el empañado del parabrisas del coche. Eso representa pérdida de visibilidad con el consecuente peligro, tanto para el conductor del vehículo que sufre el problema, como para el resto de usuarios.

NO debes utilizar remedios como pasar un trapo o un papel o incluso la mano, porque puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Qué debes hacer para solucionarlo

El estado del vehículo, su aislamiento y los dispositivos de los que disponga representan diferencias entre unos y otros, pero hay unos consejos básicos que hay que seguir:

Para secar, lo más indicado es dirigir el aire caliente al foco del problema y así compensar el frío exterior. Por ello, tienes que poner la calefacción y el ventilador al máximo.
La mayoría de los coches de hoy en día llevan aire acondicionado. Aunque parece una contradicción, hay que combinar el aire caliente con el aire acondicionado, el AC de los coches está preparado para reducir la humedad; así el conjunto es el ideal. Pero no utilices la recirculación, que en verano va muy bien pero en este caso sería contraproducente.
Muchos de los coches modernos ya incorporan climatizador, y en general cuentan con un botón que tiene justamente como misión desempañar el parabrisas. Si es ese tu caso, utilízalo siempre que te encuentres con un cristal empañado.
Antes de arrancar

Cuando pones el coche en marcha, si sigues los consejos de conducción eficiente debes salir inmediatamente para no consumir más combustible de la cuenta, pero en invierno, sobre todo a primera hora de la mañana y más si hay humedad, vale la pena que pongas el coche en marcha y esperes un momento hasta que el motor se empiece a calentar un poco y así conseguirás que el parabrisas esté a una temperatura que no te dé problemas.

 

Fuente: blog.racc.es